Público
Público

Exclusiva de Público

Las cloacas de Interior Villarejo filtra un audio de 2009 en el que se incrimina junto con Olivera y un socio pero con un gazapo sobre Podemos

Casi cuatro horas de comida con su socio el policía Antonio Giménez Raso, además de con el entonces comisario jefe de la UDEF, José Luis Olivera, dejan claro el negocio que hacían con imputados en causas como Petroria, Astapa o Gürtel, o facturando a la unidad de delincuencia económica de la Policía. Pero la grabación parece manipulada.

El ex comisario José Manuel Villarejo atiende a los medios a su salida este jueves de la Audiencia Nacional este jueves 4 de marzo de 2021.
El comisario jubilado José Manuel Villarejo, a su llegada a la Audiencia Nacional tras salir de la prisión de Estremera. J.J. Guillén / EFE

El comisario José Manuel Villarejo comenzó a preparar su detención el 25 de enero de 2017 (su arresto se produjo el 3 de noviembre de ese año) después de que Público desvelase el chantaje a la Casa Real y al CNI que estaba haciendo junto con otros mandos policiales, como el ex director adjunto operativo (DAO) del Ministerio del Interior, Eugenio Pino, como se desprende de sus agendas y audios que constan en el sumario del caso.

Lo confesó el comisario Enrique García Castaño, imputado junto con los anteriores en la macrocausa Tándem que se instruye la Audiencia Nacional. Señaló El Gordo (como apodan a ese exmando de la Comisaría General de Información) a Eduardo Inda y Manuel Cerdán como depositarios de información tan comprometedora, que finalmente publicaron en agosto de 2018, después de que el multimillonario policía hubiera sido detenido en noviembre de 2017 y enviado a la prisión de Estremera junto con el exjefe de la comisaría del aeropuerto de Barajas, Carlos Salamanca

Pocos días después, otro de sus chicos, Esteban Urreiztieta, aseguraba en una información en El Mundo que la Policía involucraba a Juan Carlos I en el caso Pujol con una cuenta en Andorra, y confirmaba este chantaje con unas declaraciones del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), en el que fuentes oficiales del espionaje español advertían que cuando se les echaba un órdago siempre decían que sí y que "o se acaba con Villarejo, o Villarejo acaba con el Estado de Derecho". Con este aviso el comisario marchó a Nueva York  con sus amigos Adrián de la Joya y el expresidente de Telefónica, Juan Villalonga, ambos al tanto y partícipes de los tratos con Corinna zu Sayn-Wittgenstein que les suministró abundante información sobre las presuntas amenazas del general Félix Sánz Roldán contra ella y sobre los negocios de Juan Carlos I fuera de España

Lo pensado en ese viaje a Nueva York de principios de febrero, donde se vieron con Paul Manafort, el ex jefe de campaña de Donald Trump, se resumió en una conversación mantenida el 17 de febrero de 2017 con otro apadrinado y exsocio del comisario jubilado, Daniel Montero, a quien le dejó claro que sabía que iba a haber un registro en su casa y que iba a dejar "siete copias" distribuidas dentro y fuera de España: "Le diré a la secretaria 'abra ese cajón que hay una cosa de una persona muy relacionada con una alta personalidad'...", aludiendo a sus grabaciones con la examante del rey emérito.

Conociendo este plan es como se entiende que el juzgado no haya conseguido desencriptar los 40 teras de audios e información, ni encontrara entonces las 13 agendas que se hallaron luego en un segundo registro a Villarejo en 2020 que forman la denominada pieza 28. Es una documentación que, sin embargo, el comisario Villarejo, su mujer Gemma Alcalá, su compañero de prisión Alfonso Pazos y dos delincuentes de medio pelo de Alicante han intentado vender a los mejores despachos de abogados de Madrid, Barcelona y Málaga con el cebo de que podrían anular sus causas. 

Público ha tenido acceso en exclusiva a uno de los audios que se intentaba vender en el paquete que dio origen a esa Pieza 28 (denominado Oli.09113.mp3) que fue facilitado por el entorno de Villarejo y un medio afín que los difundió, hasta que el juzgado se lo prohibió, a un empresario de Estepona (Málaga) imputado en el caso Astapa.  Son casi cuatro horas de una comida que mantiene el 3 de noviembre de 2009 con el entonces jefe de la UDEF, José Luis Olivera, y con su socio y policía en segunda actividad, Antonio Giménez Raso, algunos de cuyos extractos han sido publicados la cadena SER La Razón. Lo publicado trataba sobre el caso Astapa, la Operación Pretoria de Catalunya, o el intento de montaje contra el jefe de los Mossos de Esquadra, Josep Lluis Trapero. 

Sin embargo, según ha podido confirmar Público tras un exhaustivo análisis y hablar con más de una decena de personas que son citadas en esa conversación, el audio difundido por Villarejo y que les involucraría a todos en las malas prácticas de la UDEF está manipulado, al menos en 10 segundos, en una frase en la que se habla sobre Podemos. Pero en 2009, cuando se celebró ese almuerzo, la formación morada no estaba ni siquiera pensada, por lo que no podría tratarse de ellos. Es lo que vulgarmente se conoce como un gazapo, como se escucha a continuación.  

Villarejo: Las dos o tres consignas duras, ¿quién las transmite? Pues los de Podemos. 

Es evidente que esa frase ha tenido que ser introducida a posteriori, porque en 2009 no había ocurrido ni el 15-M (la acampada en la Puerta del Sol sucedió en mayo de 2011), ni Podemos se había creado (comenzó a germinar como idea en diciembre de 2013), ni sus dirigentes como Pablo Iglesias o Juan Carlos Monedero lanzaban "dos o tres consignas duras" puesto que aún no participaban en las tertulias de ninguna cadena nacional. 

Más aún, en el mismo audio, el propio Villarejo, hablando de un informe que le había encargado Alfonso Carrascosa (dueño de Legalitas, que se vio involucrado en la pelea entre Florentino Pérez y Ramón Calderón, cuando el segundo era presidente del Real Madrid), explica cómo puede manipularse un audio y como él mismo lo ha hecho con un abogado con el que seguirá teniendo obsesión a lo largo de los años, José Anibal Álvarez. Este abogado ha relatado a Público que "la única vez que me senté con Villarejo, y que me pudo grabar y luego manipular ese audio, fue cuando me vino a reclamar unos servicios que supuestamente había hecho  para Juan Antonio Roca por la Operación Malaya. Se lo trasladé a mi cliente, me dijo que me olvidara; y nunca más me ha podido grabar porque nunca más me he sentado con él, a no ser que me hayan intervenido el teléfono ilegalmente". 

Como se escucha a continuación, el método de Villarejo es presuntamente indetectable: 

Villarejo: Para pedirle que hiciera una pericia y no sé qué, le dijo que le tenía un miedo de cojones a Florentino... ¡Ah, no sabes eso!

Antonio Giménez Raso: No, no, eso no. 

V:  Yo te cuento, por hacer un lapsus. KPMG, ¡nada menos! Hay un tema donde han falsificado unas grabaciones de tal... que nosotros por el morro a dos o tres  amiguetes (inteligible) Entonces hay ahí unas falsificaciones que presenta un periodista, uno que es muy amigo de Carlitos
[Carlos Salamanca], Alfonso Carrascosa, con el que ya hemos hablado alguna vez, es un tío muy interesante, muy López Hidalgo, ¿te acuerdas de aquella anécdota?  Entonces presentó unas grabaciones y este dijo "he comido con él, el hijo puta me ha grabado, lo ha presentado al juez, el juez lo ha admitido, pero es que esa grabación no fue así. Yo le digo una cosa, él dice otra, pero al final la cantidad que hay en medio él la ha cortado". ¿Cómo se puede esto arreglar? No es fácil... Tienes que ir al análisis petrográfico [que a priori es un estudio de las rocas], que es un salto cualitativo. El análisis petrográfico es un equipo que vale una pasta. Es una especie de nube donde tú ves si casan o no casan esas nubes, más o menos densidad en función del sonido... una historia. La verdad, no puedo explicar el tema porque no lo conozco pero hay ingenieros de sonido que saben...

José Luis Olivera: Si lo has tocado o no lo has tocado...

V: Pero muy difícilmente. Los primeros análisis que se hacen  con la normativa que hay no aparece. Porque eso se sueldan, son ceros y unos, y tú metes el código y no sabes dónde  empieza un 0 y donde acaba un 1 (...) Esto tú y yo
[dirigiéndose a Olivera, entonces jefe de la UDEF] lo hemos hecho con algún audio que hemos dicho "corta aquí", ¿te acuerdas?, Cuando el hijo puta del abogado del maricón del Aníbal [refiriéndose al letrado José Aníbal Álvarez, que en ese momento llevaba la defensa del cabecilla de la Operación Malaya, Juan Antonio Roca] y, efectivamente, cuando eso ocurre eso va a misa.  (...)
Entonces, este hombre nos pide una pericia y le decimos "nosotros tenemos quién pero qué te interesa, págate a un KPMG de la vida, que te van a dar una entidad, un caché y como es un tema jodido pues te va a venir bien". El tío dice "yo pago, no hay ningún problema", el de Legalitas. Vamos al de KPMG y dice "un momento, todo lo que sea Real Madrid y Florentino se considera en nuestra empresa de alto riesgo, por lo tanto... que os den". Dice "vosotros porque estáis locos, pero las cosas de riesgo para qué vas a cometerlas si hay gente que te paga lo mismo y no hay riesgo" y tiene razón el hijoputa. 

J.L.O: (inteligible)

Olivera: "Guárdalo [el dinero] como si estuviera a plazo fijo"

¿Pero cuál sería el motivo por el que Villarejo filtraría un audio auténtico pero manipulado? La idea, de sencilla, es compleja. "Es un nuevo órdago al procedimiento", analizan algunas fuentes consultadas. Al igual que las 13 agendas que no fueron encontradas en el primer registro de 2017, pero que se hallaron en 2020 a raíz de que el detective Francisco Marco denunciara esta venta extrasumarial de documentación, si el audio es admitido como prueba sin analizar si está manipulado, muchos acusados por la UDEF tendrían la puerta abierta para pedir la anulación de su causa: desde los imputados en Malaya, Astapa, los Pujol, Gürtel... y un largo etcétera que se le puede atragantar a la fiscalía Anticorrupción.  

José Luis Olivera, exjefe de la  Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF), en una imagen de archivo. / EFE
José Luis Olivera, exjefe de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF), en una imagen de archivo. / EFE.

Si el audio y las agendas son analizados y tras ello son excluidos de la causa, las pruebas contra Villarejo y contra el exjefe de la UDEF y del CITCO (Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado), José Luis Olivera, se verían debilitadas y anuladas al estar manipuladas. Y con ellos también las personas que han sido imputadas a raíz del hallazgo de estas agendas, como, por ejemplo, la exsecretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, y su marido Ignacio López del Hierro (El Polla para su amigo de hace tres décadas, el comisario Villarejo).  

Y es que el negocio que se traían Olivera, Giménez Raso y Villarejo [a través de Servicios de Investigación y Detección SL en la que se reconoce un 5% a Olivera y que funcionaría con la marca ImásD, no directamente con el Grupo Cenyt] gracias a los imputados por la UDEF queda más que claro, como se escucha a continuación:

José Luis Olivera: eso te lo hace otro...

Villarejo: Por supuesto, nosotros tenemos una empresa, socia nuestra que funciona de puta madre y está haciendo unas cosas de puta madre, pero por el mismo criterio va a... No, no, si el tema va a ir para delante, es el tema de los votos esos, lo de la denuncia falsa y toda esa historia. Que te lo juro, fíjate que ahí esta Rafa
[Rafael Redondo, socio y presunto testaferro de Villarejo según la causa Tándem] ejerciendo como abogado...

Olivera: Tengo el móvil de él, lo iba a borrar el otro día...

Villarejo: Pues fíjate que a este Alfonso que está en el tema, el de Legalitas, le hemos cobrado cero porque él tiene de abogado además al Horacio [Horacio Oliva, que fue también letrado en el caso Malaya], es Horacio quien nos recomienda, qué cosas, después de aquello y tal... (...) ¿Qué le vas a cobrar?

Olivera: Eso tiene que ser un pelotazo un día...

Villarejo: Claro, si eso lo hablo yo con Toni [Antonio Giménez Raso], que se preocupa siempre por la facturación, y le digo "no te preocupes que ya vendrán oportunidades".  La semana que viene te voy organizando lo del tema del 'buga'.

Olivera: Lo tengo ya organizado. 

Villarejo: Pero no seas maricón...

Olivera:  Ya lo tengo organizado, lo tengo organizado...

Villarejo: Oli, el año pasado me dijiste "guárdame..."

Olivera: Pero tú déjalo.

Villarejo: Yo lo tengo.

Olivera: Pero ¿por qué? Porque cuando yo aparezca con un buga soy objetivo, entonces mientras yo en cuenta tenga la pasta... 

Las alusiones a que Villarejo es quién le guarda el dinero a Olivera, ante las sospechas que el enriquecimiento del jefe de la UDEF pudiera generar dentro de la Policía son explícitas, aparecen en el siguiente audio:

Villarejo: Yo lo tengo ahí [el dinero]...

Olivera: Tú déjalo ahí, como si estuviera a plazo fijo...

Villarejo: Yo lo tengo ahí, no rinde porque está en el ladrillo... 

Olivera: Tampoco rinde fuera. 

Villarejo: Pero que sepas que eso está ahí, yo lo estaba organizando... Bueno, bueno, que sepas que eso está ahí y que si a final de año te hace falta para algo pues... Además, insisto, es un tema tuyo y mío...

Olivera: Si hace falta ya te lo diría.

Villarejo:  Que ese es un tema que no existe. Ni Toni, ni Rafa, ni la parienta nosotros dos.

Olivera: ¿Yo qué le tengo que decir a la parienta? Si la va a dar su padre ahora no sé qué... Lo del coche lo he hecho yo y eso que lo va a llevar ella. 

Villarejo: Bueno, pero que sepas que el tema ese está ahí. A mi ni se me olvidan las cosas ni cambio de criterio. A mi me pasa lo que a ti, que no cambio de criterio. Bueno, yo por si acaso, que lo tenía organizado y lo tengo. Lo guardo en el ladrillo...

Olivera: Guárdalo en el ladrillo.

Compra y venta de bases de datos entre la UDEF y Villarejo

Pero el negocio no es solamente con los imputados por la UDEF a quienes se les puede gestionar la modificación de informes, como ya desveló Público con otros audios. Antonio Giménez Raso (conocido como El Bigotes en el mundo de la investigación privada, a quien Villarejo hacía pasar por agente de la UDEF entre denunciantes de corrupción), un policía en segunda actividad y absuelto en un caso de narcotráfico en el Puerto de Barcelona, le vende a Olivera bases de datos personales (lo que sería un delito), como puede comprobarse a continuación:

Villarejo: Oye, véndele a tu tronco las bases de datos esas que hemos conseguido...

Antonio Giménez Raso: Te hemos traído aquí los CD's de la base de datos de las elecciones al Parlamento Europeo de todos los españoles residentes en España y en el resto del mundo. 

V: ¿Puede de ser interesante o no?

A.G.R: Más los anteriores desde 1992...

V: ¿Para localizar a los españoles en todo el mundo puede estar bien, no?

A.G.R: Y te sale con los familiares y además puedes picar...

José Luis Olivera: ¿Los que han votado?

V: No, no, no...

J.L.O: Los que están inscritos...

V: ¿Cuánto nos ha costado?

A.G.R: El primero nos costó 400 y este 600.

V: Te lo damos por 700... ¿no?

J.L.O: No, 1.000 euros. 


V: Pues 1.000 euros está genial. Pues hazle una copia aquí mañana...

A.G.R: No, yo le doy los CD's y que se haga una copia... 

J.L.O: Yo me hago un par de copias y te doy 1.000 eurillos. 

V: No te quejes, joder.

A.G.R: No, no, yo de este no me quejo nunca.

J.L.O: Te lo doy en dinero, para la cuesta de enero... 

V: No, pero está bien...

J.L.O: Me harás un recibito y ya está.

A.G.R: Pero hay más. La de los extranjeros que están en España, la de los teléfonos fijos de telefónica... y luego además tú por ejemplo pones la calle  Santa Amelia y te salen todos los que están viviendo en Santa Amelia y si pones por nombre, Rafael Redondo Rodríguez te salen todos los Rafael Redondo Rodríguez y
cuantos más datos más...
 
J.L.O: Me explicas cómo va eso o viene con instrucciones...

A.G.R: Esta base de datos ahí [en la Policía] no la tenéis, tenéis que hacer secciones para localizar ​a gente. 

V: Lo cual está bien.

J.L.O: Yo tengo el censo de las últimas elecciones. 

V: Pues nosotros tenemos el censo de las últimas elecciones y de las anteriores, todo mezclado.  Un contacto vía Toni...

A.G.R: Y este último es muy bueno porque es el último es de 2009, de junio de 2009...

V: Y además con los antecedentes de los anteriores, con lo que cual si hay cambios...


A.G.R: Y la familia. Te sale Rafael Redondo, siempre que sean mayores de edad los menores de edad no, el año pasado con uno de los niños, con el mayor...

V: Y hace cinco años con otro domicilio...  

A.G.R:
Claro, el histórico. 

J.L.O: Además estoy gastando poco últimamente tengo que gastarme más. 

V: Tienes que gastarte un poquito más, porque si no la gente se cabrea y te reduce. 

Olivera habla de dinero gastado en la UDEF
pero no se entiende bien. 

El policía y socio del comisario Villarejo, Antonio Giménez Raso (de frente con bigote), junto con los exdetectives de la agencia Método 3, Julián Peribáñez y Antonio Tamarit., reunidos en Barcelona en 2014 en plena Operación Catalunya. /PÚBLICO
El policía y socio del comisario Villarejo, Antonio Giménez Raso (de frente con bigote), junto con los exdetectives de la agencia Método 3, Julián Peribáñez y Antonio Tamarit., reunidos en Barcelona en 2014 en plena Operación Catalunya. /PÚBLICO.

Villarejo dice que hay que poner remedio a que la UDEF facture poco, y comienzan a idear la posibilidad de que sus empresas sean las que facturen a la unidad de delincuencia económica, a la que debería servir y por la que ya cobra su salario público. Olivera le explica que esas facturas van a la comisión de secretos del Congreso de los Diputados, pero parece que todo tiene solución, como se escucha en la conversación que prosigue: 

Villarejo: Eso no puede ser, cuando tú me digas yo te presento facturas de lo que tú me digas...

Olivera: Jajajajajaja

Antonio Giménez Raso: Te presentamos una factura de 250.000 euros rápido.

 V: De alguna manera, joder, hay informaciones y cosas que en un momento determinado... en la información se hace factura de todo, eh... Pero de todo. 

O: Ya lo sé, ya lo sé. No... si se puede facturar. Alguna cuestión que sea interesante. ¡Hostia, al primo de Marbella lo lleva pagando todos los meses!

V: Claro. 

O: Le he puesto yo un piso, una pasta todos los meses, tun, tun, tun, tun...
(...) Pero alguna cosa que busquemos, de registros...

V:
Todas las gestiones esas de registros dímelo y acuérdate que cuando hablamos con el Oscar le pareció de puta madre, que le dijiste "este el que ha hecho lo de la sociedad"...

O: Pero vamos, yo te lo puedo pagar si a mi no me va a costar nada y está totalmente justificado, todo lo que esté justificado porque en la mayoría de las operaciones te pide luego el Parlamente gastos y va a la comisión de secretos oficiales... 

A.G.R: Bueno, pero tú lo justificas y no hay ningún problema... Mira
[vuelve a las bases de datos], este te interesará porque este no es muy común...

O: Pero a ver, ¿tú puedes hacer ahí copias? Pues hazme cinco copias y yo le doy una a la UDYCO, otra a no sé quién, otra a tal... 

V: Y a cada uno le repercute en 150...

O: No, no, no, lo pago yo...

V: Y quedas como Dios. 

A.G.R: Esta muy bien...

O: Y una base buena rápida es cuando se legalicen todos los móviles...

V: Ahora los prepago, ¿no?

A.G.R: ¿Sigue mi primo ahí en Telefónica?

O: Ya se ha ido. 

V: Y lo que es rastreo de llamadas, ¿es complicado?

O: Yo te puedo conseguir una, pero tiene que ser una que nos interese a ti, a mi y a él...

V: Pero más rastreo no, por favor... 

A.G.R: ¿Las [llamadas] salientes?

O:
Las salientes es complicado. Se pueden conseguir, pero tiene que ser una cosa muy puntual. En la base de datos se queda registrado, entonces, si hay alguien que cobra por eso hay que pagarle. A mi no me cobran, pero yo le he dado una Cruz Blanca [distintivo honorífico de la Policía]. 

V: Oli, hay que pagarle a la gente y no pasa nada...

O:
Si no es por pasta. Yo tengo a dos tíos que sigo manteniendo ahí, entonces, yo puedo conseguir entrantes y salientes pero hay que... con la Gürtel el tío alucinaba, no me pregunta para qué es. Además no hay rastreo, ni un papel, por canuto lo apunto y ya está...
Eso que hacía El Gordo [Enrique García Castaño]... porque siempre puede decir "yo lo he mirado en la pantalla porque me han preguntado, pero no le he dicho nada".

Más noticias