Público
Público

Puigdemont y Torra descartan elecciones en Catalunya y se preparan para un otoño ‘caliente’

El president de la Generalitat dice no temer la inhabilitación que supondría una condena por desobediencia del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya por los lazos amarillos, cuya sentencia se espera a finales de mes.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Carles Puigdemont y el president de la Generalitat, Quim Torra, en una comparecencia en Bruselas, tras una reunión de dirigentes y cargos electos de JxCat en la capital belga.. EFE/EPA/STEPHANIE LECOCQ

Sin llegar a una sintonía total, las relaciones entre los partidos independentistas parecen empezar a descongelarse. En una rueda de prensa celebrada este miércoles en Bruselas, Carles Puigdemont y Quim Torra han anunciado que han “comenzado a avanzar” en su coordinación con ERC. Solo hace dos meses, las relaciones entre ambos partidos habían tocado fondo.

Con un otoño caliente en el horizonte, los partidos independentistas han empezado a trabajar juntos para volver a sacar a la mayor cantidad de gente posible a la calle en las fechas clave que se amontonan en las próximas semanas: el miércoles 11, Diada de Catalunya, el 14, la vista oral sobre la inmunidad de Oriol Junqueras si toma posesión como eurodiputado, y el 26, la posible inhabilitación de Quim Torra por negarse a descolgar los lazos amarillos. Todo esto sin contar con la sentencia del juicio al procès, que también se espera en las próximas semanas.

Puigdemont se ha mostrado además en contra de que se celebren elecciones en Cataluya en los próximos meses, como ha planteado ERC, lo que arriesgaría la mayoría que los independentistas tienen en la Cámara catalana. “Las elecciones debilitarían las instituciones”, ha defendido. Y ha añadido que tanto el Parlamento como el Gobierno deben “responder fuertes” ante los eventos de las próximas semanas.

Los líderes de Junts per Catalunya (JxCat) se han reunido en Bruselas este martes y miércoles para aunar posiciones ante las fechas clave que se avecinan, en las que esperan “retomar la iniciativa social y política”. A pesar de ello, Puigdemont no ha precisado acciones concretas, y ha dicho no conocer el “Tsunami Democràtic” anunciado por movimientos independentistas el pasado lunes.

Torra, sin miedo ante una posible inhabilitación

Ante el inminente juicio de Torra por no retirar los lazos amarillos cuando se le requirió, que tendrá lugar los próximos 25 y 26 de septiembre en el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya, el presidente ha dicho no temer a la inhabilitación.

Torra se ha mostrado “perplejo por la celeridad con la que la justicia actúa según en qué casos” y ha denunciado irregularidades jurídicas que deberían llevar a la nulidad del proceso. “Cuando corres no haces las cosas demasiado bien”, ha denunciado.

Carles Puigdemont y el president de la Generalitat, Quim Torra, durante la reunión de dirigentes y cargos electos de JxCat en un hotel de Bruselas. EFE/EPA/STEPHANIE LECOCQ

El presidente de la Generalitat ha defendido sus actos como parte de su derecho a la expresión: “A derecho negado, derecho que volvemos a ejercer. Si se atenta contra contra la libertad de expresión, volveremos a expresarnos; si se atenta contra la libertad de concentración, volveremos a concentrarnos; si atenta contra el derecho de la autodeterminación, volveremos a autodeterminarnos”.

La Fiscalía pide una multa de 30.000 euros y la inhabilitación para cualquier cargo autonómico, estatal y europeo.

Decepcionados con Pedro Sánchez

Puigdemont también se ha mostrado molesto porque el PSOE no ha incluido a JxC en su ronda de contactos para formar Gobierno en España, a pesar de que la portavoz parlamentaria independentista, Laura Borràs, dice haber transmitido a la socialista Adriana Lastra su disposición a reunirse en público o en privado.

La portavoz parlamentaria socialista sí se ha reunido con el diputado de ERC Gabriel Rufián, quien se mostrado abierto a no bloquear la investidura, pese la “nefasta” posición de los socialistas sobre Catalunya.

Borràs ha acusado a Lastra de despreciar al principal partido independentista en el Parlament de Catalunya: “En democracia, ningún voto se puede considerar irrelevante”.

El partido de Torra y Puigdemont ha expresado además su “decepción” con las 370 propuestas de Gobierno que presentó Sánchez este martes en las que se posicionaba contra la celebración de un referéndum en Catalunya. El diputado de en el Parlament catalán, Eduard Pujol las consideraba vacías de contenido y las tachaba de ser un ejemplo de la “falta de capacidad [de Sánchez] para el diálogo real”, en una rueda de prensa este martes durante el encuentro de Bruselas.

Más noticias en Política y Sociedad

el redactor recomienda...