Público
Público

Zaragoza en Común Iglesias no logra restañar la ruptura entre Podemos y la confluencia en Zaragoza

Las apelaciones públicas a la unidad se mantienen desde las dos formaciones pero sin que lleguen a darse acercamientos prácticos cuando ya solo quedan tres días para registrar coaliciones ante la Junta Electoral

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, y el alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, se abrazan antes del acto celebrado este martes por los morados en la capital, aragonesa.

EDUARDO BAYONA

La mediación del secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, no ha logrado acercar las posiciones entre la dirección autonómica de su partido en Aragón y el espacio de confluencia Zaragoza en Común (ZeC) para concurrir juntos a las elecciones municipales del 26 de mayo, una opción que se perfila como menos improbable por momentos y para cuya eventual materialización apenas quedan tres días, ya que el viernes concluye el plazo para formalizar coaliciones ante la Junta Electoral.

“La unidad no es cálculo electoral, es un principio político cuando tienes enemigos poderosos enfrente”, aseguró ayer el secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, en el encuentro ciudadano en el que participó junto con Iglesias, en el auditorio municipal de Zaragoza. Buena parte del millar de personas que asistieron al acto comenzó a corear gritos de “unidad, unidad” tras escuchar esas palabras. También lo habían hecho al comienzo del mismo, cuando, junto con Iglesias y Echenique, entró en el foro Pedro Santisteve, alcalde de la capital aragonesa desde 2015 por ZeC.

“La unidad no es cálculo electoral, es un principio político cuando tienes enemigos poderosos enfrente”, aseguró Pablo Echenique

Sin embargo, ni los gritos de los militantes y simpatizantes ni la alusión de Echenique parecen haber modificado los rumbos divergentes que las dos organizaciones comenzaron a trazar a finales de febrero, cuando tras rechazar el grueso de ZeC las propuestas organizativas de Podemos, este último se marcó como primer objetivo concurrir coaligado con Equo a las autonómicas y las municipales (en la capital, con la presidenta de las Cortes, Violeta Barba, como alcaldable) mientras el primero mantenía la programación de las primarias que terminaron la semana pasada con la designación de Santisteve como candidato a la reelección.

Fuentes de ambas formaciones admitían este martes, horas después del acto preelectoral, en el que Iglesias ha presentado su propuesta de una unidad policial de elite independiente de Interior para limpiar las cloacas, que las cosas seguían en la misma situación en la práctica: nada permite vislumbrar que Podemos y ZeC vayan a concurrir coaligados el 26-M en Zaragoza y todo apunta a que, salvo un improbable acuerdo que fundiera ambas listas bajo las siglas de una sola de ellas antes del 22 de abril, Barba y Santisteve competirán por el mismo sector del electorado a finales de mayo.

Un proceso “atascado”

De hecho, ni este martes hubo, ni se esperan de aquí al viernes, contactos formales entre ambas formaciones para sondear las posibilidades de un acuerdo.

Santisteve mantuvo a lo largo de la mañana varias conversaciones telefónicas con Iglesias, que a su vez la tenía con miembros de la dirección aragonesa que encabeza Nacho Escartín, encuadrado en uno de los sectores críticos con la dirección federal de los morados.

“Atascado” era la palabra con la que Iglesias se refería a la situación del proceso. Eso, durante las conversaciones telefónicas y en sus encuentros con los dirigentes locales. Después, en el mitin, resultaría elocuente su silencio sobre las listas municipales, a las que no hizo ni una sola referencia. Las decisiones parecen tomadas y las posiciones, inamovibles.

“Atascado” era la palabra con la que Iglesias se refería a la situación del proceso

“Me consta que lo intenta”, señaló Santisteve tras el acto, que destacó los gritos a favor de la unidad por parte de militantes y simpatizantes.

“No hay espacio político para ZeC y Podemos. Estamos defendiendo lo mismo”, anotó. ”¿Acaso no estamos remando todos en la misma dirección? Es inconcebible que no se dé un paso valiente por la unidad y cerremos un acuerdo”, añadió el alcalde, que aseguró que “más por nuestra parte ya no sé qué podemos hacer. Estamos poniendo en cuestión todo para darles un espacio”.

No obstante, mostró sus esperanzas en un giro de última hora: “Hasta el viernes hay tiempo”, señaló. La previsión meteorológica lo anuncia entre nublado y tormentoso en Zaragoza, mientras el calendario marca el inicio de una campaña de las generales que eclipsará los preparativos de las municipales.