Público
Público

Junta de accionistas La matriz de Iberia mantiene sus objetivos de resultados para 2019 y asegura que no teme un brexit duro

IAG defiende su apuesta por los modelo 737MA de Boeing, suspendidos de operaciones desde mediados de marzo, por ser los "más convenientes" en este momento.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del holding aéreo IAG, Antonio Váquez, durante la junta de accionistas de la compañía. E.P.

El holding aéreo IAG (que agrupa a las compañías Iberia, British Airways, Vueling, Aer Lingus y LEVEL) ha reiterado durante la junta de accionistas que mantiene la mayoría de sus objetivos financieros "sin cambios" pese a que incrementará sus inversiones hasta 2023, y ha asegurado que no teme un brexit duro pues sus aerolíneas cumplen con la normativa europea.

Los directivos del grupo has confirmado que las respectivas autoridades de los países donde las aerolíneas de IAG tienen sus respectivas sedes (España, Irlanda, Francia y Austria) han respondido positivamente que cumplen con la normativa europea de propiedad y control que exige que más del 50% del capital esté en manos de accionistas europeos y cuyas evaluaciones se han enviado ya a la Comisión Europea.

IAG fijó en abril el 47,5% el máximo permitido de accionistas no comunitarios en su capital, limitación que espera levantar en cuanto el porcentaje de no participación europea se sitúe "en los niveles adecuados", según ha explicado el presidente de IAG, Antonio Vázquez.

Por su parte, el consejero delegado del grupo, Willie Walsh, ha asegurado que la mayoría de sus objetivos económicos "permanecen sin cambios", pese a que el grupo aéreo incrementará sus inversiones para reflejar el aumento en flota y de su capacidad. Así,  para 2019, el holding aéreo espera un beneficio operativo antes de partidas excepcionales similar al de 2018, que fue 3.230 millones de euros.

"A pesar de cierta incertidumbre en el mercado derivada de la salida del Reino Unido de la Unión Europea y de la guerra comercial entre Estados Unidos y China, nuestro negocio no se vio realmente afectado y la demanda continuó mejorando durante todo el año", ha dicho Walsh durante su discurso ante la junta general de accionistas.

Walsh ha defendido la "estructura única" de IAG que permite "crear valor" al accionista y que trata "a todas las aerolíneas del grupo por igual", asignando la inversión entre sus compañías en función de su rentabilidad sobre el capital invertido.

De otro lado, el presidente de IAG ha defendido la decisión del grupo aéreo de firmar un acuerdo de intención de compra con Boeing para la adquisición de 200 aviones del modelo 737MA, suspendido de operaciones desde mediados de marzo, por ser los "más adecuados y los más convenientes" en estos momentos.

El holding ha firmado con Boeing una carta de intención (LOI), sujeto a un acuerdo formal, para integrar a su flota de corto radio 200 aviones 737 MAX, un pedido valorado en 24.000 millones de dólares (21.452 millones de euros) según el catálogo del constructor. Se trata del primer pedido realizado por una compañía aérea del 737 MAX, desde que se suspendieran sus vuelos y sus entregas, por parte de los reguladores aeronáuticos cuando todavía no ha fecha para su vuelta al servicio.

"La compra de aviones es un sí o sí en esta compañía", ha asegurado Vázquez respondiendo a las dudas expresadas por algunos de los accionistas durante la junta.

Al respecto, el consejero delegado de IAG, Willie Walsh, ha recordado que las entregas de los 737-8 y 737-10 se entregarán entre 2023 y 2027 y serían operados por algunas de las aerolíneas del grupo en su flota de corto radio, incluyendo a Vueling y LEVEL, además de BA en el aeropuerto de Gatwick de Londres.