Público
Público

Elecciones generales 2019 El PP de Casado salta de charco en charco en una precampaña plagada de rectificaciones

El líder de los 'populares' entra en la campaña temiendo el peor resultado de su historia. No ayuda que, durante estos meses, tanto él como su equipo se hayan visto obligados a apagar fuegos que ellos mismos habían provocado.

Publicidad
Media: 2.29
Votos: 7

El presidente del PP, Pablo Casado (d), junto a su número dos al Congreso por Madrid, Adolfo Suárez Illana (i). EFE

Este viernes arranca, de manera oficial, la campaña electoral. Los partidos disponen de 15 días para convencer al electorado indeciso -un 25,3% según el último CIS- para que depositen en ellos su confianza y, cómo no, su voto. Sin embargo, ya desde el anuncio de la convocatoria de elecciones, los partidos han acabado de definir sus estrategias, rediseñado sus listas, lanzado mensajes, realizado entrevistas y presentado un número más que elevado de propuestas. 

Pablo Casado afronta sus primeras elecciones generales desde que fue nombrado líder del PP el pasado mes de julio. Estos comicios marcarán su trayectoria en el partido: si los números le dan para sumar con Ciudadanos y Vox, puede convertirse en el próximo presidente del Gobierno. Si, como apuntan los sondeos, el bloque de derechas no suma, su liderazgo puede empezar a ser cuestionado entre sus filas.

El líder de los 'populares' entra en la campaña temiendo el peor resultado de su historia. En su contra juega que Sánchez se percibe como un candidato más "presidenciable", con experiencia en la gestión de Gobierno y no ayuda que, durante estos meses, tanto Casado como su equipo se hayan visto obligados a rectificar informaciones y apagar fuegos que ellos mismos habían provocado. 

Mujeres migrantes y su "blindaje temporal"

El pasado mes de marzo, una publicación de el diario El Mundo puso en alerta a los 'populares', cuyo titular rezaba:"Blindaje a las sin papeles que den hijos en adopción". Esta información fue recogida por diversos medios de comunicación días más tarde, que, tras consultar con la formación de Pablo Casado, publicaron que el PP se comprometía a retrasar la expulsión de las mujeres sin papeles si éstas daban a sus hijos en adopción.

El PP, en declaraciones a este diario, aseguró que tal "blindaje" sería "temporal" y que no significaba, en ningún caso, dar papeles, residencia o nacionalidad de forma permanente a la mujer que dé al bebé en adopción, dado que desde la opinión pública se había entendido de esta manera, dada la ambigüedad de la propuesta y las explicaciones posteriores. "Es falso que el PP proponga no expulsar a mujeres a cambio de que entreguen en adopción a sus hijos. Esto es, literalmente, una barbaridad", explicaban desde Génova.

Tuvo que salir Pablo Casado a zanjar la cuestión y argumentó que el objetivo de esta medida era "evitar el abandono de bebés y ayudar a las madres que deseen renunciar al cuidado de sus hijos a que lo hagan de forma responsable y con las máximas garantías jurídicas y de seguridad tanto para ella como para los menores".

Casado y "lo que llevan dentro las mujeres"

En su primera entrevista tras el anuncio electoral, publicada por El Español el 24 de febrero, Casado afirmó que consideraba "bueno que las mujeres embarazadas sepan lo que llevan dentro", preguntado sobre las propuestas del PP respecto a la interrupción voluntaria del embarazo. Estas palabras provocaron rechazo incluso entre sus filas. La ya exdiputada Celia Villalobos le respondió en una entrevista en El País: "Las mujeres somos muy conscientes de lo que significa un embarazo y de lo que significa también tener que abortar". No necesitamos que un hombre venga a contárnoslo", le espetó al líder 'popular'.

El conservador trató de recular y emplazó a "leerse las entrevistas enteras" porque, a su juicio, "lo que decía en el diario El Español era que tenemos que tener información en ese tipo de cuestiones. También decía que yo vinculaba el aborto con las pensiones; oiga no, yo lo que digo es que dejemos de hablar tanto del aborto y apoyemos a la gente que quiera tener hijos".

Con esa afirmación, hacía referencia a una entrevista que concedió a la agencia Efe en la que volvió a reafirmarse en su postura y señaló que "si queremos financiar las pensiones, debemos pensar en cómo tener más niños".

Suárez Illana, el aborto y los neardentales

El número dos de Madrid al Congreso, Adolfo Suárez Illana, protagonizó una de las declaraciones más polémicas de la precampaña. En una entrevista en Onda Cero, afirmó que el aborto es "una salvajada” y lo comparó con los neandertales. "Los neandertales también lo usaban, lo que pasa es que esperaban a que (el bebé) naciera y entonces les cortaban la cabeza".  Además, aseguró que en Nueva York "se ha aprobado una ley que permite abortar después del nacimiento".

Tras el aluvión de críticas -algunas, incluso, desde su propio partido-  pidió disculpas por sus declaraciones en relación con la legislación del aborto en la ciudad norteamericana. "Después de haber hecho la comparación entre lo que hacían los neandertales con la ley de Nueva York -ley de salud reproductiva- he estado toda la tarde buscando si era correcta o no mi afirmación sobre esa norma", explicó. Un despacho de abogados de esa ciudad le confirmó que no lo es. "Cuando uno se equivoca y mete la pata, lo mejor es pedir disculpas", zanjaba el conservador.

Lacalle, sobre las pensiones: "El debate es cuánto se recortan"

El gurú económico del PP y número cuatro por la formación al Congreso, Daniel Lacalle, concedió una entrevista a El Economista en la que desgranó el programa económico de los 'populares'. Lacalle afirmó que "España es el único país que, con respecto a otros países que han estado en una situación similar, han crecido las pensiones. Los demás las han reducido hasta el 40%. Por tanto, el debate no es cuánto se revalorizan, sino cuánto se recortan. Un 20%, un 30% o un 40%. Todos los países que han ido por el camino impositivo han aumentado la edad de jubilación y reducido el porcentaje de reemplazo".

El gran momento de Lacalle: el economista del PP y su 'mentiroso' viral

Su respuesta fue aprovechada por sus rivales políticos, que acusaron al partido de Pablo Casado de querer recortar las pensiones. Lacalle, tras el revuelo mediático, se apresuró a matizar sus palabras: "Lo que yo dije es que con las políticas que ponen en peligro las cuentas públicas, países de nuestro entorno han tenido que recortar las pensiones".

El hijo "concebido no nacido", miembro de la familia

La candidata del PP en las elecciones a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, se ha comprometido a considerar al niño "concebido no nacido" como un miembro más de la unidad familiar, de manera que se tenga en cuenta a la hora de solicitar plaza escolar o tramitar el título de familia numerosa.

Díaz Ayuso ha asegurado que lo hace para que las familias puedan recibir ayudas y ventajas fiscales, aunque "no tiene claro y sopesará" qué ocurrirá si el bebé finalmente no nace. "No lo hemos estudiado, no lo he pensado. A la hora de solicitar una plaza no, pero a la hora de expedir el título lo sopesaré", ha sido la respuesta de la candidata en un desayuno organizado por Europa Press.

La vicesecretaria de Comunicación del PP, Marta González, ha considerado la polémica suscitada tras el anuncio de "artificial" ya que la medida está en vigor en "varias comunidades autónomas".  La 'popular' ha explicado que estas ventajas se pondrían en marcha "cuando el hijo sea una realidad" por lo que, si el bebé no naciera, "al igual que cualquier otra subvención", se activarían los procedimientos administrativos correspondientes. 

Mujeres maltratadas y "hombres que se portan mal"

Casado, sobre las mujeres maltratadas: "¿Qué hacemos, las escoltamos por la calle?"

El presidente del PP habló junto a su mujer, Isabel Torres, con la revista Telva, a mediados del mes de marzo. En una pregunta sobre violencia machista y denuncias falsas, Casado respondió: "Es compatible la dureza extrema contra los maltratadores sin caer en esto que dice la Izquierda de proteger más a las mujeres. ¿Qué hacemos: las escoltamos por la calle? Hay que disuadir con penas más duras, juicios rápidos y medios al alcance de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado".

"Nadie nos va a dar lecciones de ser duros contra los maltratadores, pero al mismo tiempo no creemos en esa política colectivista por la cual hay que prevenir la violencia de género por el mero hecho de ser mujer o hay que disuadir esa violencia por el mero hecho de ser hombre", defendió el 'popular'.

Esta cuestión también se abordó en una entrevista en el Telediario de TVE, con su correspondiente debate público. En ella, se refirió a los maltratadores como "esa persona que no se está portando bien con ellas [las mujeres]". Posteriormente, el líder del PP rectificó y afirmó en la tribuna del Congreso que "con los maltratadores, ningún eufemismo".

Casado: "Subiré el salario mínimo a 850 euros"

Este mismo miércoles, Casado ha concecido una entrevista a Onda Cero, en la que le han preguntado si revertiría la subida del SMI. El conservador ha asegurado que lo que hará será "cumplir la negociación a la que llegó el Gobierno con acuerdo de la patronal y los sindicatos para subir el salario mínimo a 850 euros en el año 2020". El líder popular se ha referido así a los acuerdos a los que llegó el Ejecutivo de Mariano Rajoy, que en el caso de cumplirse, supondrían la primera reducción del SMI que aprueba un gobierno.

Lo que el líder de los 'populares' ha definido como "subida" realmente se trataría de una bajada de 50 euros del salario mínimo. El Gobierno de Pedro Sánchez aprobó el pasado diciembre una subida de un 22,3% que lo fija en 900 euros actuales. Casado ha obviado la última subida ejecutada por el Gobierno socialista, como si no hubiera existido.

Posteriormente, ante los periodistas, ha negado sus propias palabras y ha calificado la información de fake news. "¿Quién ha dicho que yo voy a bajar el SMI? ¿Estamos en las 'fake news' de la semana?", ha espetado a los periodistas durante una visita al Campus Google de Madrid. El líder del PP se ha remitido al diálogo social, que a su juicio no ha practicado Pedro Sánchez, y ha querido dejar claro que, "nada más llegar a la Moncloa", lo que hará sentarse con la patronal y los sindicatos.

Más noticias en Política y Sociedad