Público
Público

Entrevista a Carlos Sánchez Mato Sánchez Mato: "Al PSOE le tiembla la mano para exigir a los poderosos que contribuyan de manera razonable"

Carlos Sánchez Mato forma parte del grupo que está negociando con el Gobierno los Presupuestos de 2019. Desde una perspectiva crítica con el PSOE, explica en una entrevista a 'Público' cómo avanzan las negociaciones.

Publicidad
Media: 5
Votos: 5

Carlos Sánchez Mato, concejal de Ahora Madrid responsable de Políticas Económicas de Izquierda Unida, que está ahora participando en las negociaciones con el Gobierno sobre los Presupuestos de 2019. — J.GÓMEZ

Carlos Sánchez Mato (Madrid, 1970) es el Responsable de Políticas Económicas de Izquierda Unida y concejal del Ayuntamiento de Madrid. También fue el responsable de Hacienda de Ahora Madrid hasta que fue cesado por Manuela Carmena al negarse a votar a favor del Plan Económico y Financiero y plantar cara al exministro Cristóbal Montoro por una regla de gasto que consideraba injusta. Ahora participa en el grupo que está negociando con el Ministerio de Hacienda los Presupuestos Generales de 2019. En una entrevista a Público explica, sobre todo, cómo están siendo las negociaciones, pero también el futuro de IU en Madrid y la dimisión de la portavoz de su partido el Parlamento Europeo, Marina Albiol, anunciada el pasado jueves.

Sobre las negociaciones con el Ejecutivo, desde una perspectiva crítica con los socialistas sostiene la importancia de llegar a un acuerdo en las políticas fiscales para poder recaudar lo que necesitan las reformas de gasto social que Unidos Podemos y el Gobierno quieren llevar a cabo. Cree que las negociaciones van lentas y que al PSOE le "tiembla la mano" para llevar a cabo determinadas reformas para quitar los privilegios a los grandes ricos y a los poderosos. Avisa de que no se puede caer en un "optimismo inquebrantable" porque el PSOE ya "ha traicionado demasiadas veces a la clase trabajadora", pero que esto no puede inhabilitar la capacidad de llegar a acuerdos. 

Queda una semana para que el presidente del Gobierno tenga que llevar un borrador de los Presupuestos a Bruselas y no hay nada cerrado, ¿no van retrasadas las negociaciones sobre los PGE?

A nosotros nos gustaría que ya se hubieran cerrado la inmensa mayoría de los temas fundamentales, e incluso el proyecto de los Presupuestos. Y no es que nosotros tengamos prisa, es la gente que se va a ver beneficiada la que tiene prisa: la gente que va a mejorar sus vidas cuando se regule la desaforada subida de alquiler o el precio de la luz, los pensionistas, o cuando se reviertan las situaciones derivadas de los recortes en la sanidad, en educación o dependencia.

Nosotros estamos obligados a responder a sus necesidades y nos gustaría que el Gobierno tuviera una actitud más proactiva a la hora de cerrar acuerdos.

¿Como están yendo las negociaciones? A principios de esta semana, se dijo que se anunciarían reuniones de las mesas pero al final no se ha informado de ninguna de ellas.

Independientemente del mayor o menor conocimiento público, podemos garantizar que estamos trabajando para conseguir el mayor acuerdo posible. Son muchos temas y muchos ejes, y hay que hacer esta negociación de la manera más reposada posible sin perder un minuto. Los PGE son una herramienta económica, pero son muy importantes porque permiten transformar el día a día de la gente.

"El PSOE contribuyó a crear los privilegios, pero ahora quieren enmendarlo, al menos parcialmento"

Ha habido buenos avances desde la posición inicial del Gobierno. Son conscientes de la necesidad de abordar políticas de gasto y de financiarlas, para lo que se necesita implementar tributos o modificar algunos de los existentes. Hay privilegiados que se están yendo 'de rositas' a la hora de financiar las políticas públicas, y el Gobierno reconoce esto.

Aunque también hay que señalar que el PSOE contribuyó a crear estos privilegios: de las sicavs, el régimen de las Socimis, las situaciones derivadas de los recortes presupuestarios o de la eliminación de la progresividad de los tributos. El PSOE no puede mirar hacia otro lado y decir que no tuvo responsabilidad. Pero ahora quieren enmendar esto, al menos parcialmente. Aunque creo que debemos ir más rápidos y ser mucho más certeros a la hora de eliminar los privilegios fiscales

En estas negociaciones no habéis marcado lineas rojas pero, ¿cuales son las prioridades de Izquierda Unida?

Hay elementos esenciales como el tema la revalorización de las pensiones al IPC por ley. Aplaudimos las palabras de la ministra de Empleo cuando dijo que este era un punto importante, pero no nos gusta nada que en el Ecofin, en Bruselas, diga que hay que incorporar otro tipo de parámetros. Son métodos que se utilizan en momentos de crisis para rebajar las pensiones. Y nuestros mayores no se merecen que les engañemos ni que dañemos su economía cuando la mitad de pensionistas cobran 800 euros. Son pensionistas que han tenido que soportar los destrozos de la crisis y los recortes, y que han tenido que apoyar a sus hijos con pensiones que han sido congeladas y revalorizadas en míserrimos 0,25 por ciento.

"Es fundamental modificar el injusto sistema fiscal que ha eliminado la progresividad"

También es fundamental modificar, al menos en cierta medida, el sistema absolutamente injusto fiscal que ha eliminado la progresividad y ha hecho recaer en la mayoría social el sostenimiento del estado de bienestar, mientras se elude la participación de las personas más ricas y con mayor patrimonio.

Tenemos que mostrar que se cambia este rumbo con impuestos como el de sociedades, un impuesto que ha perdido el 48% de su recaudación, a pesar de que las empresas recaudan más ahora que hace diez años. Estos cambios los estamos poniendo como eje fundamental porque estos tributos sirven para revertir los recortes en sanidad, educación o dependencia.

Desde Unidos Podemos hacéis una estimación de recaudación de 10.500 millones de euros con reformas fiscales. ¿Cuál es la estimación de las medidas del gasto social?

De lo que deberíamos hacer, 20.000 millones más para acercarnos a lo que tienen de media los países con los que nos queremos comparar. Pero estamos en una legislatura complicada en la que es difícil hacer este cambio y lo que ponemos sobre la mesa es un gasto social recogido en el documento Presupuestos para la gente dentro que se financia con las medidas de ingresos que proponemos, unos 10.5000 millones de euros. 

Carlos Sánchez Mato en la entrevista con Público: "Queremos subir los impuestos por arriba, la clase media no es la que gana 7000 o 10000 euros al mes". — J. GÓMEZ

Sobre el IRPF, el Gobierno parece que se ha plantado y no quiere subir las rentas hasta los 140.000. ¿Hay algún acuerdo sobre esto?

Nosotros querríamos que se equipararan las rentas del capital a la del trabajo en el IRPF, lo que una importancia recaudatoria muy importante. El PSOE no quiere ir tan lejos, así que con lo que haga tiene que recaudar, en la suma total de impuestos, lo que se necesita para afrontar las políticas de gasto. No puede ser que no se planteen actuaciones por las vías de los ingresos y que no extraigamos de la élite de la sociedad los recursos para obtener dinero para esas políticas.

Nosotros no actuamos como el PP o el PSOE en el pasado a la hora de apoyar PGE, sólo poniendo la mano. Decimos lo que queremos y, además, cómo financiarlo. Tampoco va a ser como han hecho el PSOE o el PP anteriormente, subiendo el IVA la gente en la barra del pan. Nosotros pedimos que sea por arriba, y que no engañen, la clase media no es la que gana 7.000 o 10.000 euros al mes. 

Entre estas medidas, otro 'no' del Gobierno es sobre el impuesto a la banca. ¿Cómo afecta a las políticas fiscales?

Ellos tienen que explicar una respuesta antagónica a algo que defendían no hace mucho tiempo, en la enmienda a la totalidad de los PGE del mes de abril. En cinco meses han cambiado las medidas políticas económicas, que compartíamos desde Unidos Podemos. Deberían actuar con coherencia. Hemos perdido 60.000 millones de euros por el rescate bancario y Mariano Rajoy decía que no nos iba a costar ni un euro. En su momento desde IU ya dijimos que era un gran timo, y ahora lo tenemos claro. No puede ser que las grandes empresas y las entidades bancarias sigan siendo beneficiadas porque han conseguido un esquema fiscal a su gusto.

"Ha habido un gran expolio a la mayoría social en beneficio una minoría, que son los que suelen presumir de la marca España"

No renunciamos a este tributo, pero hay más vías. A través del impuesto de sociedades estos ingresos adicionales también se podrían recaudar. Lo que ocurre es que al PSOE le tiembla la mano cuando tiene que exigir a los poderosos y a los privilegiados que contribuyan de una manera razonable. No tiene sentido que perdamos 20.000 millones de euros por el impuesto de sociedades al mismo tiempo que el impuesto sobre el valor añadido y el IRPF se han recuperado y están por encima del de hace 10 años. Aquí se ha producido un gran expolio a la gran mayoría social y se ha beneficiado una minoría, que son los que suelen presumir de la marca España y que tienen una capacidad de actuación como lobby muy potente a la hora de exigir que no se le impongan tributos que son absolutamente razonables. Y esto no es así para los ciudadanos. Si somos iguales ante la ley, esto se tiene que notar en los PGE.

Como ocurre con el impuesto a la banca, el grueso de medidas que proponéis han sido reclamadas por el PSOE desde la oposición. ¿Por qué cree que ha cambiado ahora cuando ha llegado al Gobierno?

Cuando hablamos de que estamos siendo razonables, lo decimos porque estamos planteando medidas que tenemos en común, puntos en los que tendría que haber poco debate. Valga la anécdota, en la última reunión con la ministra de Hacienda y a su equipo les dije entre risas que yo me apuntaba a todas las medidas que había dicho el Responsable de Políticas Económicas del PSOE, Manuel Escudero, a la hora de los tributos.

¿Por qué cambia el PSOE cuando llega al poder? Lo tienen que explicar ellos, pero si puedo hacer un análisis histórico de lo que ha ocurrido en el pasado: el PSOE no nos puede situar en una posición de optimismo inquebrantable porque demasiadas veces a lo largo de los periodos en los que ha gobernado ha traicionado a la clase trabajadora, a la mayoría social y a sus propias bases. Pero esto no debe inhabilitar la capacidad de llegar a acuerdos en el corto y en el medio plazo. Además, estamos seguros de que ahora el Gobierno no ve razonable los privilegios de los que se benefician una pequeña élite desde el punto de vista fiscal.

Desde IU habeis planteado que el Gobierno no tenía por qué ceder ante la senda de déficit de Bruselas. Ahora, hay una situación de bloqueo y parece que los PGE saldrán con la senda del PP. ¿Cómo se puede solucionar?

El Gobierno decidió aceptar el marco de la senda de Bruselas. Podría haber optado por otras actuaciones, pero esta ha sido una línea roja para ellos.

"El gran fraude está en las grandes empresas y los paraísos fiscales y para verlo no hay que irse muy lejos, están en la Castellana."

Hay muchas formas de abordar la situación. El ejemplo es el Ayuntamiento de Madrid, en el que hemos demostrado que con las limitadas políticas fiscales que podíamos hacer, hemos combinado el incremento del gasto social y de la inversión con una reducción de la deuda del 40%. La derecha nos dejó una ciudad absolutamente endeudada y nosotros, además de reducir la deuda, hemos tenido superávit fiscal. 

Hacerlo teniendo en cuenta que el escenario a nivel europeo es muy complejo, que es profundamente conservador. Nosotros no compartimos que tenga que haber instrumentos puramente ideológicos en cuanto a senda de déficit, objetivo, deuda y estabilidad. A mi me parece positivo que un país se endeude para financiar la educación pública, la sanidad y mejorar la situación de sus dependientes y pensionistas. También es fenomenal que en vez de endeudarse, se haga que contribuyan quienes deberían pagar impuestos o evitar el fraude fiscal descomunal que hay en el Estado español, y no por el pequeño operario que va a una casa a cambiar un grifo. El gran fraude está en las grandes empresas y los paraísos fiscales y para verlo no hay que irse muy lejos, están en la castellana.

Sánchez Mato: "Tenemos mucho por hacer, como rematar un mandato que ha sido espectacular en términos positivos en la ciudad de Madrid, aunque soy critico porque creo que podría haber sido muchísimo mejor". — J. GÓMEZ

Hablando de Madrid, ¿cómo ha recibido el anuncio de Manuela Carmena de repetir como candidata al Ayuntamiento en las elecciones de 2019 y la fórmula jurídica que enunció?

Me parece fenomenal que Manuela tenga ganas y fuerzas, pero nosotros, como buenos socialistas o comunistas, no creemos en proyectos personalistas. Creemos en proyectos colectivos, con participación de las bases a la hora de elegir candidaturas y a la hora de elaborar los programas.

La formula jurídica no está definida ni decidida. En Madrid, IU tiene un acuerdo con Podemos y el planteamiento que se hizo público en julio visibiliza que la formula más adecuada para nosotros es una coalición electoral en la que puedan formar parte partidos políticos, organizaciones sociales o vecinales. El objetivo es ampliar  el espacio que ya consiguió Ahora Madrid, no reducirlo. 

Sostiene que en 2019 estará donde su partido le necesite. ¿Pero a usted le gustaría repetir en el equipo de su partido para la ciudad de Madrid o pasar a la Comunidad?

Yo sé que no os lo creéis, pero es que no estoy pensando en qué va a pasar en mayo. Tenemos muchas cosas por hacer, como rematar un mandato que ha sido espectacular en términos positivos en la ciudad de Madrid. Soy critico, porque creo que podría haber sido muchísimo mejor si hubiéramos hecho determinadas cosas, pero la deriva en la que había situado la derecha a la ciudad ha cambiado, y estoy muy orgulloso de haber formado parte de la gente que lo ha hecho.

Estoy en esto, y en lo que IU necesita ahora mismo de mí como Responsable de Políticas Económicas. Con eso, no me da tiempo de pensar en que va a pasar después. Sí en conseguir que los procesos de unidad popular y de confluencia proliferen en todo el estado español, porque solo juntos podemos conseguir mayorías en las instituciones que, junto con la lucha en la calle, lleguen a transformar la sociedad.  Lo que me gustaría es en  que consiguiéramos alcanzar los objetivos de que la mayoría social que esta buscando no sólo, desde el 15M, sino desde mucho antes. 

Hace unos días, hemos conocido la dimisión de Marina Albiol que ha denunciado la inacción de la dirección de IU ante casos de acoso laboral. ¿Qué ha ocurrido?

Aprecio muchísimo a Marina y considero que ha hecho un trabajo excepcional en el Parlamento Europeo, pero no me ha parecido adecuado que deje su responsabilidad por una situación como la que ha manifestado. En la dirección de IU hemos tenido conocimiento de determinadas situaciones y las estamos abordando, pero no siempre tenemos los tiempos de solución que querríamos. No hemos tenido una actitud de mirar para otro lado, mas bien al contrario, hemos tenido una actitud de intervenir. Tenemos una colegiada el próximo lunes y es un tema que va a ser abordado, pero hay que respetar la presunción de inocencia y otros aspectos como la investigación concreta por parte de los órganos del Parlamento Europeo que existen para abordar estas situaciones.

Vaya por delante que mandamos todo el apoyo para los trabajadores que se han podido sentir algún tipo de menoscabo en sus derechos. Aunque con la dimisión de la portavoz del parlamento europeo, no se resuelve nada. Soluciona lo que se está haciendo, trabajo en los órganos y ser muy rigurosos para abordar esas situaciones.